Inicio de sesión
Alcaldía de Puerto Colombia
El Puerto Colombia que todos queremos
    Fiestas y Celebraciones
    Fiestas patronales de Puerto Colombia

    La historia religiosa que marcará para toda la vida a los porteños, se produce cuando la madre de Dios, bajo la advocación del Carmelo, silenciosamente y luego de realizar un largo viaje en barco desde Barcelona - España, un día cualquiera del año de 1903, entra triunfante por el muelle de Puerto Colombia, y se queda oculta en uno de tantos huacales que rutinariamente entran al puerto llenos de mercancías; la virgen sin dejarse ver de nadie, se queda acompañada de su hijo Jesús, en una de las bodegas del terminal. Contempla los lindos amaneceres y atardeceres con los cuales Dios ha premiado este paraíso natural; se ilumina con la luz radiante de las estrellas, y duerme arrullada por el rítmico sonido de las olas del mar, se convierte en la protectora y guardiana de los trabajadores marítimos, de navegantes y pescadores, y de toda la gente que habita el puerto; son dos años de silencio voluntario, porque la virgen quiere ser la patrona del pueblo, y espera pacientemente el momento, para salir de la bodega y como reina bajada del cielo, decirle a los porteños: “yo soy la Virgen del monte Carmelo, ustedes son mis hijos, Dios me ha enviado con la misión de quedarme para siempre en este acogedor lugar”.

    El momento llegó cuando en el año de 1905 el general Diego de Castro, primer gobernador del atlántico programó una visita oficial al puerto marítimo, para tan importante visitante, los trabajadores del puerto se dedicaron a hacer una limpieza general en todas las bodegas, de pronto observan un huacal, distinto a los demás y en el total abandono, pidieron permiso para abrirlo, y “santa sorpresa”, se encontraron con una bella y preciosa imagen de la virgen del Carmen tallada en madera, de 1.90 centímetros de altura, rostro angelical y de mirada tierna y dulce; aquellos humildes trabajadores cayeron de rodillas, alabaron y glorificaron a Dios y le rindieron culto de veneración a la madre del cielo bajo la advocación del Carmelo; aquel día fue memorable para los porteños, se rezaron mil rosarios, las calles fueron engalanadas, sus habitantes se vistieron de fiesta y la virgen fue llevada en procesión con antorchas encendidas, hasta la casa de Vicentica peñate de Ariza, adscrita a la orden terciaria franciscana, lugar donde se guardaban los ornamentos para las celebraciones dominicales ya que no existía capilla, pero si existía asistencia religiosa que por mucho tiempo estuvo a cargo de los padres capuchinos y más tarde por los padres jesuitas.

    El milagro bajado del cielo y encontrado en un huacal, motivó de tal manera a los porteños que desde ese mismo momento comenzaron a organizarse para iniciar una vida eclesial plena; el primer templo fue una casa de adobe con techo de paja ubicada al pie del cerro cupino, el primer párroco oficial fue don Bernardino de Orejuela. En el año de 1922 se inició la construcción del templo definitivo; han ejercido su ministerio como párrocos, entre otros, los siguientes sacerdotes: Jorge Pérez Gómez, Tomás Nieto, Roberto Ariel Ávila, Luís Alberto Martínez, Atilio González, Néstor Anaya, Julio Ruíz, Carlos Julio Macías.

    Sirenato Departamental de la Cumbia




    Reinado intermunicipal de la Cumbia, con los años, la cumbia ha logrado ser motivo de festivales y reinados creando un verdadero imperialato en importantes regiones de la Costa Caribe, como sucede en Puerto Colombia (Atlántico), en donde se realiza el Sirenato de la Cumbia.

    NÚMERO DE VISITAS:
    contador web
    ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN:
    09/06/2016 9:35
    Asesorado, diseñado y desarrollado por: Copyright © 2016 101 S.A.S.
    Top